Se opera a sí mismo para no morir esperando cita.

Veces compartida

"Soy un hombre nuevo. Durante quince años tuve que caminar inclinado sobre el costado izquierdo", cuenta.

No, no es médico, pero aún así se armó de valor y con ayuda de un amigo dentista, fabricó sus propios instrumentos quirúrgicos para retirarse doce pequeños nudos de sutura de ocho milímetros.

El hilo de nylon le había quedado luego de una negligencia en una intervención quirúrgica de intestino a la que se sometió hace 15 años.

Esto le provocaba dolores y lo obligaba a caminar encorvado. Pese a que en 2011 visitó el hospital, no recibió ninguna atención médica hasta que el pasado 18 de septiembre, Graham Smith se operó solo.

"Traté de ir por los cauces normales, pero tenía septicemia. No he hecho nada a la ligera. Estaba desesperado y no quería quedarme sentado y morir en una lista de espera", contó.
Antes de tomar la drástica y arriesgada solución había acudido a un médico generalista del hospital Aintree de Liverpool, que le diagnosticó septicemia y pidió consulta con un especialista, pero esta nunca llegó.

Al proceder a clavarse sus herramientas caseras de titanio para retirar el hilo "hubo dolor y sangre, pero estaba confiado en lo que hacía". Smith da por buena su arriesgada decisión: "Soy un hombre nuevo. Durante quince años tuve que caminar inclinado sobre el costado izquierdo".

Articulos Relacionados