León o lobo: Según tu personalidad, a esta hora te conviene intimar.

Veces compartida

"El 70% practica sexo basándose simplemente en la conveniencia, que suele coincidir con el momento en que se acuestan para dormir".
Acepten, nadie atiende a los horarios recomendados por los especialistas para tener sexo. Sin embargo, si lo hicieran ¿cuál sería la hora más satisfactoria?

De acuerdo con el psicólogo Michael Breus, el momento concreto tiene que ver con nuestro forma de ser, por ello, ha dividido la personalidad en cuatro grandes tipos de carácter, a los que nombró como si se tratara de animales.

Sí, "el 70 por ciento de la gente practica sexo basándose simplemente en la conveniencia, que suele coincidir con el momento en que se acuestan para dormir".

1. Delfines:

Es decir, por un lado están los delfines, que son introvertidos, inteligentes y cautos, así como perfeccionistas y amantes del detalle. Ellos evitan las situaciones de riesgo y por lo general se despiertan con sensación de cansancio.

Por ello, el momento idóneo para ellos es alrededor de las 20:00 horas, porque es cuando sus niveles de testosterona alcanzan puntos más elevados.

2. Lobos:

Por otro lado están los lobos: impulsivos y creativos, aunque con frecuencia malhumorados y pesimistas. Al contrario que los delfines, ellos sí asumen riesgos y la búsqueda del placer está entre sus prioridades más importantes.

No suele gustarles demasiado madrugar, pero Breus sostiene que tendrán relaciones sexuales más satisfactorias si reservan para ellas algún hueco entre las 10:00 y las 10:30 de la mañana.

3. Leones: 

También tenemos a los leones, que son más prácticos  y optimistas, así como estables y con pocos altibajos. Les gusta cuidar su salud, son madrugadores y se van a cama pronto, tan cansados por su actividad diaria que enseguida se quedan dormidos. 

El psicólogo recomienda que este tipo de personas disfruten del sexo nada más despertar, incluso entre las 06:00 y las 07:00 de la mañana, sus horas de mayor energía y creatividad.

4. Osos: 

Y por último están los osos, amigables, extrovertidos y flexibles, siempre con la mente muy abierta. Prefieren mantenerse felices y ponen mucho de su parte para evitar confrontaciones.

Les cuesta mucho levantarse porque duermen profundamente, aunque pocas horas; y empiezan a ser realmente productivos hacia el mediodía. El especialista les recomienda practicar sexo apenas despierten.

Articulos Relacionados